Unos 100.000 zaragozanos tendrán la tarjeta ciudadana antes de fin de año

Un solo documento permitirá pagar en el bus, usar Bizi o acceder a museos y centros deportivos.

Uno de cada siete zaragozanos tendrá en su poder una tarjeta ciudadana antes de fin de año. Si se cumple con la palabra del alcalde Juan Alberto Belloch, este documento único, estará en el poder de 100.000 ciudadanos empadronados en Zaragoza antes de fin de año. Y la mitad de la población urbana antes de junio de 2011.

Esta tarjeta será gratuita, pero en una primera fase llegará solo a 5.000 de la tarejta Fluvi de Ibercaja. Los cuales podrán hacer uso de ella desde la semana que viene. Otros 5.000 pueden solicitarla hasta el viernes en la carpa ubicada en la plaza del Pilar con motivo de la celebración de Tecnimap y la tendrán en casa antes de 90 días.

A partir de julio, se emitirán 15.000 mensuales hasta llegar a las 100.000 en diciembre. Además, los 5.000 congresistas de Tecnimap tienen desde hoy la oportunidad de usarlas a modo de prueba durante los tres días que duran las jornadas.

La tarjeta, que llevará la fotografía del usuario y será personal e intransferible, incluye un monedero único que el titular podrá recargar por varios métodos:

  • El prepago, similar a la que ahora usa en el autobús urbano.
  • El pago aplazado, vinculada a una tarjeta de crédito, que hace julio solo podrá usarse por los clientes de Ibercaja.

Vecinos con tarjeta ciudadana

El alcalde Belloch se mostró ayer convencido de que el documento «aumentará el sentimiento de pertenencia a la ciudad» porque «seremos vecinos y vecinas con carnet y eso tiene más importancia de la que parece».

La tarjeta, que incluye el logotipo de la marca de Zaragoza, lleva los colores corporativos (blanco y rojo) y código de barras. De hecho, el primer edil persigue aumentar el número de empadronados en la ciudad gracias a las ventajas de esta tarjeta.

La tecnología de este documento incluye un chip y permite ser leído por diferentes lectores. Esta ha sido desarrollada íntegramente en Walqa por una empresa aragonesa. Belloch presentó ayer la tarjeta ante 40 personas representantes de empresas como Ibercaja, TUZSA, Clear Channel, EPSA-Vinci y técnicos municipales que han desarrollado el proyecto.

Palabras de representantes

El presidente de Ibercaja, Amado Franco, confirmo que la tarjeta Fluvi se extinguirá a medio plazo. Mientras que el presidente de TUZSA, recalcó la «utilidad social» para los zaragozanos y señalando que la empresa confía en alcanzar entre los 4 millones de usos.

El director general de Ciencia Tecnología del Ayuntamiento de Zaragoza, Ricardo Cavero, y pare intelectual de este proyecto explicó que el documento está pensado para aumentar las posibilidades de uso a medio plazo y poder incorporar a la iniciativa privada en esta idea municipal. Así no se descarta que en un futuro se pueda pagar los taxis con la tarjeta ciudadana. A medio plazo, podrá usarse para;

  • Acceder a la red wifi municipal
  • Efectuar diferentes trámites por internet con el consorcio sin necesidad del DNI electrónico
  • Pagar en la zona azul o amarilla
  • Subir al tranvía

Cavero subrayó que todos los titulares de la tarjeta podrán modificar su perfil. es decir, los parados, los pensionistas, las familias numerosas o los discapacitados verán respetadas las tarifas para cada uno de los servicios a los que se de el acceso la tarjeta. Asimismo, aclaró que conseguir la tarejta ciudadana no supondrá ser usuario automáticamente del servicio público de alquiler de bicicletas. Solo los titulares actuales Bizi podrán incluir este uso en su tarjeta.

En caso de pérdida o robo, el usuario podrá bloquear este documento a través de la web municipal www.zaragoza.es o llamando al 902 077 999 en el que también se ofrece información más detallada sobre la tarjeta.

Tarjeta ciudadana